¿Puedo comer huevos si padezco una enfermedad hepática?

17 noviembre, 2019

Dentro de nuestra serie «Hígado y alimentación» explicamos el papel del huevo dentro de una dieta equilibrada y su relación con las enfermedades que afectan a nuestro hígado.

Los huevos son una fuente de proteínas de alto valor biológico, ya que nos proporcionan aminoácidos esenciales, que son aquellos que nuestro organismo no puede producir pero que son necesarios para la formación de nuestras proteínas. También contienen grasas beneficiosas para la salud (mono y poliinsaturadas), minerales (hierro, fósforo, magnesio,..) y vitaminas (B12, ácido fólico, vitamina D..). Además su aporte energético es bajo. Por ello, podemos incluirlos en nuestra dieta si padecemos alguna enfermedad hepática.

 

¿Doctor, puedo comer huevos?

Muchos pacientes de nuestra clínica nos preguntan si pueden tomar huevos, ya que está muy extendida la creencia de que con una enfermedad hepática no se pueden comer e incluso que son dañinos en personas sanas. Esto no es verdad.

Con toda seguridad, la mala fama de los huevos provienen de su alto contenido en colesterol. Se asume que la ingesta de una dieta rica en colesterol se asocia a niveles altos de colesterol en sangre. Sin embargo, numerosos estudios científicos demuestran que el colesterol que tomamos en nuestra dieta influye muy poco o nada en los niveles de colesterol que tenemos en sangre.

Lo fundamental para controlar los valores del colesterol es disminuir el consumo de grasas saturadas (presentes en carnes rojas, productos lácteos enteros…) y grasas trans (bollería, alimentos procesados). Teniendo en cuenta que en los huevos la cantidad de este tipo de grasas es muy baja y dado su alto contenido nutricional, se recomienda incluir huevos en una dieta equilibrada  (unos dos o tres por semana), cocinándolos de una forma saludable (revueltos, cocidos, escalfados,..) para evitar añadir calorías innecesarias (fritos).

 

(Continuará)

En la Clínica de la Fundación Estudio Hepatitis Virales, realizamos biopsias hepáticas como parte de nuestros diagnósticos, ofreciéndole así el mejor tratamiento. ¡Consúltenos!

Te puede interesar