"

"El Hígado Graso es la segunda causa de trasplante hepático en EEUU."

- Vicente Carreño -

Qué es el hígado graso

El hígado graso o esteatosis hepática es una acumulación de grasa en el hígado que causa inflamación y destrucción. Este proceso si no se interrumpe puede hacer que aparezca fibrosis y a lo largo de los años un 20% puede acabar en cirrosis hepática y un 2% cáncer de hígado. Es la segunda causa de transplante hepático en USA y en los próximos 10 años se prevé que sea la primera causa. Es una enfermedad grave si no se trata.

Causas del hígado graso

Las causas frecuentes que generan un hígado graso son:

  1. Obesidad/sobrepeso: se considera que una persona es obesa si su índice de masa corporal (IMC; se calcula al dividir el peso por la altura en cm al cuadrado: por ejemplo para una persona de 85 kg y 1,70 m el IMC: 1,70×1,70=2,89; 85/2,89=29,4) resulta mayor o igual que 30. Entre 29,9 y 25 se considera sobrepeso y por debajo de 25, normal.
  2. Alcohol: existe riesgo de daño hepático con una ingesta diaria de alcohol de 20-25 gramos (mujeres) o 35-40 gramos (hombres). Si el consumo diario de alcohol supera los 60 gramos durante más de 5 años se desarrolla cirrosis. A modo de ejemplo, una caña de cerveza contiene 8,8 gramos de alcohol, una copa de vino de 12 a 14,4 gramos (según sea blanco o tinto) y un whisky o ron o ginebra, 19,2 gramos de alcohol.
  3. Aumento de colesterol y triglicéridos.
  4. Aumento de glucosa (diabetes tipo 2 y la resistencia a la insulina).
  5. Medicamentos: amiodarona (para combatir arritmias ventriculares), antirretrovirales, glucocorticoides y estrógenos, diltiazem (vasodilatador), etc. Se deben suspender en caso de hígado graso.
before
after

Desplace la barra central para observar el cambio entre un hígado normal y un hígado graso.

Diagnóstico del Hígado Graso

El hígado graso se puede diagnosticar mediante un análisis sangre (transaminasas) y la técnica de ultrasonido (ecografía) o realizando una biopsia hepática. Es importante destacar que la mayoría de los pacientes no presenta síntomas por tener hígado graso.

En la Ecografía se diagnostica por aumento del contraste del hígado en relación con el riñón. Hay que destacar que la ecografía, a pesar de ser una herramienta muy fiable para el diagnóstico de hígado graso, no es capaz de diagnosticarlo en todos los casos. Otros métodos disponibles son la resonancia magnética, etc.

Tratamiento del Hígado Graso

Existen una serie de fármacos que son útiles para eliminar la grasa del hígado, interrumpir la inflamación y destrucción: ácido ursodeoxicólico, pentoxifilina, vitamina E, correcciones metabólicas, pioglitazona, etc. Hay que tener en cuenta que el tratamiento para eliminar totalmente la grasa del hígado y evitar la progresión de la enfermedad puede durar meses o incluso años. Por este motivo, en caso de hígado graso, se debe acudir regularmente al hepatólogo para revisión de la evolución y posible aumento de dosis de los fármacos o cambio de los mismos. En relación con las causas específicas de hígado graso:

  • Obesidad/sobrepeso: El hepatólogo debe poner una dieta adecuada para conseguir que el paciente adelgace hasta su peso ideal. También el paciente debe realizar ejercicio (al menos 3 horas semanales).
  • Alcohol: Es imprescindible que el paciente suprima totalmente la ingesta de alcohol (sea cual sea la causa del hígado graso).
  • Colesterol, triglicéridos: El enfermo debe hacer una dieta pobre en grasas (que le suministrará su hepatólogo) y además debe recibir fármacos específicos para normalizar los valores de colesterol y triglicéridos (ej.: estatinas).
  • Glucosa: El paciente debe hacer una dieta pobre en hidratos de carbono y ejercicio físico (al menos 3 horas por semana). Su hepatólogo puede prescribir fármacos para disminuir la glucosa en sangre (antidiabéticos orales, insulina).
  • Medicamentos: Se debe suspender el fármaco correspondiente y sustituirlo por otros similares que no produzcan hígado graso.

La Clínica de la Fundación Estudio Hepatitis Virales es un centro pionero en ofrecer la revolucionaria prueba genética PNPLA3, siendo un resultado de su labor investigadora.

Cómo se puede predecir la evolución del hígado graso

Mediante biopsia hepática se puede conocer el porcentaje de grasa que existe en el hígado así como la inflamación y el nivel de destrucción.

Por otra parte, se sabe que la evolución del hígado graso viene condicionada por un gen humano: PNPLA3. La determinación del polimorfismo del gen PNPLA3 es de gran utilidad para conocer la evolución futura de la enfermedad. Para este análisis, se realiza una pequeña punción en el dedo del paciente (idéntica a la que se hace para determinar la glucosa) y la sangre se deposita en una tarjeta que adsorbe el ADN humano. El análisis puede dar los siguientes resultados:

  • Homocigoto CC: sin riesgo de progresión del daño hepático.
  • Heterocigoto CG: con riesgo de progresión a formas más severas de daño hepático (incremento de fibrosis hepática)
  • Homocigoto GG: con riesgo de progresión a formas más severas de daño hepático (incremento de fibrosis hepática)

Conociendo el resultado del polimorfismo del gen PNPLA3 el hepatólogo puede programar la frecuencia de consultas e intensidad del tratamiento.

test PNPLA3

Test PNPLA3

El análisis genético del gen PNPLA3 es una técnica novedosa que proporciona mucha información sobre la evolución de la enfermedad.

Hepatitis C virus

Hepatitis C

La Hepatitis C es una enfermedad inflamatoria crónica del hígado que puede acabar en cirrosis hepática y cáncer de hígado.

Hepatitis B virus

Hepatitis B

Es una infección vírica del hígado que provoca inflamación del mismo y la muerte de los hepatocitos (células del hígado).

hepatitis autoinmune

Hep. Autoinmune

Es la inflamación del hígado que ocurre cuando el sistema inmunológico ataca el hígado.