¿Qué es la Biopsia Hepática?

La biopsia hepática es un procedimiento médico por el cual se extrae una pequeña muestra de tejido hepático para su examen directo al microscopio. Esta prueba se suele Utilizar junto con los exámenes de sangre y la apreciación clínica, sin embargo, la biopsia hepática aporta un nivel de certeza muy superior para la toma de decisiones clínicas en las personas con enfermedades hepáticas.

¿Que información se obtiene con la Biopsia Hepática?

La información más relevante que entrega la biopsia hepática puede dividirse en:

Grado de fibrosis: Las enfermedades hepáticas crónicas frecuentemente presentan una progresión desde el estado normal hasta fibrosis marcada (cirrosis). La biopsia permite conocer en que etapa de la enfermedad se encuentra el paciente, lo que permite tomar decisiones en cuanto a tratamiento.
Grado de inflamación que presenta el hígado en las hepatitis crónicas. Esto permitir’a determiner la velocidad de progresión que tiene la enfermedad.

Tipos de Biopsia hepática

Existen dos tipos de biopsia hepática

  • Biopsia hepática percutánea: Es el tipo de biopsia hepática más comúnmente utilizada por los médicos. Se realiza insertando una pequeña aguja dentro del hígado a través de la piel del abdomen (en la zona inferior a la costilla derecha). A través de la aguja, se retira un pequeño segmento de tejido hepático, dicho segmento tiene forma de gusano. En casos en los que el paciente tenga problemas de hemorragias, común en muchas enfermedades hepáticas, su médico le aconsejará una biopsia hepática transyugular.
  • Biopsia hepática transyugular: Este tipo de biopsia se recomienda a las personas que tienen problema de coagulación en sangre o una gran cantidad de líquido en el abdomen. En este caso, un radiólogo intervencionista es quien realiza la intervención. La biopsia hepática transyugular se realiza en cuatro pasos:

 

  1. Se insertará un pequeño tubo dentro del cuello de la vena yugular.
  2. Mediante rayos X se guia el tubo hasta alcanzar el hígado.
  3. Se inserta una pequeña aguja a través del tubo y dentro del hígado.
  4. La aguja realiza una pequeña incisión en el hígado y extrae la muestra de tejido.

"

"La biopsia hepática aporta un nivel de certeza muy superior para la toma de decisiones clínicas en las personas con enfermedades hepáticas."

- Vicente Carreño -

¿Es dolorosa la biopsia hepática?

En absoluto. En la biopsia hepática percutánea se experimentará un  pequeño pinchazo agudo en la zona en la que se inyecte la aguja. En muchos casos se utiliza anestésico local para adormecer la zona. En estos casos, lo único que sentirá el paciente es presión cuando se inserta la aguja de la biopsia. El área se adormecerá en un breve lapso de tiempo.

Usted podrá solicitar un sedante suave previamente a la biopsia, y una medicación sedativa o relajante en forma intravenosa durante el procedimiento para facilitar el procedimiento.

El área biopsiada suele provocar molestias durante varios días, por lo que, su doctor puede prescribir medicación para aliviar el dolor.

¿Es necesaria para el diagnóstico?

En la mayoría de los casos, la analítica de sangre servirá para diagnosticar enfermedades hepáticas. Sin embargo, la biopsia es esencial para conocer el grado de fibrosis en el hígado e inflamación, los cuales determinarán el desarrollo de la enfermedad en el paciente. En ocasiones en que existen síntomas significativos de la enfermedad y los análisis no revelan con claridad la enfermedad hepática, una biopsia será definitiva y necesaria para un diagnóstico preciso (como es el caso de la hepatitis C oculta en sangre).

¿Es peligrosa la biopsia hepática?

La biopsia hepática no es una prueba inocua. Suele ser dolorosa en el 30% de los casos. En un 0,3% la biopsia hepática origina complicaciones graves, incluida la hemorragia y la peritonitis biliar, las cueles pueden ser mortales, aunque sólo en un 0,03% de los casos.
En conclusión, en la mayoría de los casos, no se detectan complicaciones graves,  además, la biopsia permite conocer la presencia de otros factores asociados al factor etiológico principal, determinar de forma precisa el estadio en el que se encuentra la lesión hepática y el grado de inflamación. Las pruebas no invasivas disponibles en la actualidad no son suficientemente sensibles para proporcionarnos todos esos datos.

¿Quien debe realizarse la prueba?

La prueba se realiza para determinar las bases anatomopatológicos de las enfermedades hepáticas y de su evolución, por lo cual, se realiza en pacientes en los que la enfermedad hepática ha sido diagnosticada. Esta prueba permite al médico basar su diagnóstico sobre bases objetivas. En la actualidad, la biopsia hepática se considera indicada para: a) determinar la causa de las alteraciones de las pruebas hepáticas; b) valorar el grado de actividad y el estadio de las hepatitis crónicas; c) evaluar la hepatopatía alcohólica; d) investigar la fiebre de origen desconocido; e) el diagnóstico de las enfermedades infiltrativas y granulomatosas multisistémicas; f) evaluar las enfermedades colestásicas; g) el diagnóstico de las neoplasias; h) la valoración de las lesiones hepáticas por fármacos; i) el diagnóstico de las enfermedades metabólicas hereditarias; j) la valoración de la respuesta a los tratamientos; k) la evaluación del hígado tras el trasplante hepático; y l) evaluar la ictericia, hepatitis aguda y hepatomegalia de causa oscura.

En la clínica de la Fundación Estudio Hepatitis Virales se realizan biopsias hepáticas, con total seguridad y comodidad para el paciente.

Higado normal vs hígado graso

Hígado Graso

El hígado graso o esteatosis hepática es una acumulación de grasa en el hígado que causa inflamación y destrucción.

Hepatitis A virus

Hepatitis A

Son enfermedades inflamatorias agudas del hígado producidas por los virus A de la hepatitis.

Hepatitis B virus

Hepatitis B

Es una infección vírica del hígado que provoca inflamación del mismo y la muerte de los hepatocitos (células del hígado).

hepatitis autoinmune

Hep. Autoinmune

Es la inflamación del hígado que ocurre cuando el sistema inmunológico ataca el hígado.